Teníamos en casa esta carretilla de obra que estaba ya bastante estropeada y no la usamos pero no quería tirarla y se me ocurrió hacer una jardinera con ella, así que fui compre una lata de pintura de un azul chillón y este a sido el resultado.

Carretilla de obra

abre unos agujeros con el taladro para que salga el agua del riego

lija para quitar los trozos de pintura antigua

y a pintar!!

así quedo una vez pintada

   ya solo quedaba llenarla de mantillo y algunas flores.

Categorías: Restauración

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: